viernes, 27 de noviembre de 2015

La ortopedia en la farmacia: Nueva oportunidad de negocio.


La oficina de farmacia que apueste por esta área debe tener en cuenta su ubicación y la población que atiende a la hora de elegir el elenco de productos.

El paso de los años ofrece nuevos nichos de mercado al tiempo que destierra viejos modelos que se convierten en poco rentables. La evolución del profesional y su rápida capacidad de adaptación son los valores que deciden qué negocios son aptos para la supervivencia del nuevo panorama empresarial. La oficina de farmacia no es ajena a esta evolución y, por tanto, su capacidad de reinventarse es clave para su supervivencia.






En las últimas décadas, la esperanza de vida es uno de los factores que debe ser analizada al detalle para poder ofrecer soluciones a una población que tiende al envejecimiento. Además de los problemas de salud asociados tradicionalmente a la vejez, existe un campo poco explorado por las farmacias que puede convertirse en una oportunidad de negocio importante si el profesional toma las decisiones adecuadas: la pequeña Ortopedia





LA ORTOPEDIA EN LA FARMACIA

De acuerdo con la legislación vigente las órtesis y las prótesis quedan enmarcadas dentro del grupo de los productos sanitarios que se utilizan tanto en la atención primaria como en la especializada.

Es evidente que allí donde existen medicamentos, productos sanitarios y está en juego la salud pública, debe encontrarse la figura profesional del farmacéutico que siempre será garantía sanitaria de primer orden. En el caso de los productos sanitarios, y más concretamente los productos de ortopedia, hay que decir que siempre han formado parte del dominio profesional de la Farmacia ya que enseñanzas propias de ortopedia y productos sanitarios han sido abordadas en los distintos planes de estudios de la carrera de farmacia, en asignaturas tales como Fisiología, Fisiopatología, Farmacia Galénica General, Farmacia Galénica Especial y más recientemente, Anatomía y Biomecánica del Aparato Locomotor. Además hay que indicar que los productos sanitarios y ortopédicos están incluidos en la Ley 25/1990, de 20 de diciembre, del Medicamento y por tanto se encuentran dentro del ámbito de desarrollo profesional del farmacéutico.

En este sentido hay que indicar que, aún cuando la oficina de farmacia no sea el establecimiento exclusivo de venta de productos sanitarios, está claro que el farmacéutico garantiza y mejora la atención al paciente o usuario, haciendo una extensión de la filosofía del uso racional y de las funciones de vigilancia de efectos adversos que realiza con los medicamentos, y el control que se ejerce a través de la red de información de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, red que permite la rápida difusión de información sobre productos irregulares, clandestinos o peligrosos. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que las oficinas de farmacias cubren prácticamente la totalidad del territorio español y como consecuencia, los farmacéuticos están en disposición de hacer llegar a la mayoría de la población, no sólo los medicamentos, sino también los productos sanitarios y, entre ellos, los ortoprotésicos. 







El potencial de negocio que representa la pequeña ortopedia es plausible dentro de la parafarmacia, que ronda el 30 por ciento de las ventas totales. De este nicho, el 3 por ciento corresponde a la pequeña Ortopedia, "una cantidad nada despreciable y a la que hay que atender sobre todo en momentos de dificultad".





Son muchos los problemas que tiene la sociedad relacionados con este campo: de movilidad o circulación, artrosis, lesiones óseas o musculares, que hoy en día pocas farmacias pueden dar respuesta.

FAMILIAS PRODUCTOS ORTOPÉDICOS:

- MAMA
- DEPORTES
- PATOLOGÍAS
- CALZADO
- PIE
- ÓRTESIS
- AYUDAS TÉCNICAS