sábado, 10 de julio de 2010

890 farmacias andaluzas en seria crisis

Las farmacias andaluzas verán cómo los RDL 4/2010 y 8/2010 aprobados por el Gobierno supondrán un mordisco en su facturación anual de 30.000 euros de media, según señala un informe presentado por la patronal farmacéutica regional, Ceofa. Con este estudio, Ceofa alerta de los "preocupantes riesgos" existentes en la actualidad para las farmacias, tanto en la viabilidad de éstos como en la sostenibilidad del propio Servicio Andaluz de Salud.

Los cálculos de esta patronal estiman que 890 farmacias (el 25 por ciento del mapa farmacéutico andaluz) "corren serio peligro de desaparecer", tal y como alertó su presidente, Ángel Pérez. A este respecto, cabe destacar que buena parte de éstas son rurales, el tipo de establecimientos que más drásticamente verán recortados sus beneficios. "Algunas boticas rurales entrarán en pérdidas de hasta 1.780 euros mensuales, con lo que tendrán que subsistir con poco más de 800 ó 900 euros mensuales", precisó Pérez.

En la caída de la rentabilidad tiene mucho ver el progresivo descenso del margen de beneficio con el que trabajan. En este sentido, José Luis Márquez, vicepresidente de Ceofa, lamentó que este margen "ha caído desde el 7,9 por ciento registrado en 2008 al 0,9 por ciento que se prevé para 2018".

Los vaticinios de pérdida de rentabilidad obligan a Ceofa a cuestionar la estabilidad de empleo en el sector. Así, se cifran en 2.120 los despidos de trabajadores que pueden producirse en el conjunto de farmacias andaluzas en los próximos meses. Incluso, Pérez informó que a la sede de FEFE, patronal nacional en la que se integra Ceofa, "ya están llegando consultas de cómo llevar a cabo un expediente de regulación de empleo (ERE)".


Descuentos y suma de daños


En la presentación de este informe también se debatió cómo se deberían realizar los descuentos del 7,5 por ciento en el precio de fármacos con cargo al SNS que el RDL 8/2010 obliga a toda la cadena del medicamento. A pesar del visto bueno de Sanidad a la creación de un fondo de garantías por parte de Farmaindustria, que permite a las farmacias no adelantar estos descuentos, desde Ceofa se apuesta "por una rebaja en cascada de ese 7,5 por ciento o bien por aplicarle el 5 por ciento a la industria, el 0,4 a la distribución y el 2,1 por ciento a la farmacia".
Por otro lado, los "importantes daños" que tendrán los nuevos recortes al sector establecidos en los dos RDL no son considerados en el estudio como los únicos culpables del deterioro económico que viven las farmacias y el Servicio Andaluz de Salud en general. De hecho, se considera que estas nuevas medidas "sólo agravan el daño" de otras actuaciones anteriores que, lejos de propiciar beneficios para la contención del gasto farmacéutico, han sido inefectivas, "amén de perjudiciales para las boticas", indicaron desde la empresarial andaluza.
A este respecto, la política de prescripción por principio activo (PPA), los precios menores o la receta electrónica fueron ejemplos que salieron a escena. Unas medidas, "sin garantías para el farmacéutico", que animan a Ceofa a sugerir al conjunto de patronales provinciales integradas en ellas a "oponerse a la firma de cualquier acuerdo futuro, como los actualmente vigentes, en materia de concertación, prescripción y dispensación por estos sistemas". En este sentido, según precisaron desde Ceofa, la solución pasaría "por la revisión de aquellos puntos del concierto andaluz que atañen a estas cuestiones".


Ajustes "necesarios"


Por su parte, desde la Consejería de Salud andaluza se respondió a Ceofa al indicar su titular, María Jesús Montero, que el modelo de farmacia "no permite el cierre" y que las medidas adoptadas por el Gobierno son ajustes "necesarios" para sostener el sistema sanitario. "Si un titular entiende que su farmacia no puede continuar, la puede ceder o bien puede ponerla a disposición para su adjudicación a la Consejería de Salud", afirmó.