jueves, 30 de julio de 2009

En un futuro cercano...


En un futuro cercano...

En un futuro cercano.... se podrán adquirir fármacos en máquinas expendedoras en vez de tener que ir a la farmacia, se podrán adquirir con nuestra tarjeta de crédito a través del "telefarma" o bien a través del "Macfarma", desde nuestro coche, sin tener que pasar por la botica, ....o no?
Es que acaso no nos acordamos de cuando se hablaba de la nanotecnología, la biotecnología, la clonación, vuelos turísticos espaciales,... que hoy en día absorben astronómicos presupuestos con retos que se resuelven en invenciones que rozan algunas aportaciones de la ciencia ficción, la verdad es que no somos conscientes del avance de nuestras propias ideas tecnológicas.

En la oficina de farmacia ya están ocurriendo, desde hace años, estos pasos agigantados de revolución técnica y tecnológica. Encontramos nuevos conceptos de diseño, de estrategia, de atención, de gestión mercantil, de no saber si estamos en una farmacia o en un centro de belleza - si no fuera por la cruz de leds -.

Todo llega casi sin darnos cuenta pero llega y existe, existen esas auténticas farmacias que cuando entramos en su interior nos están guiando hasta donde no queremos ir y cuando hemos ido a comprar esos apósitos hemos salido con 3 productos más que no sabemos para que los hemos adquirido, seguramente será por la belleza de la auxiliar que nos encandila al hablar, por ese perfume concentrado -oculto en la entrada de la puerta- que nos arroja una breve pero intensa dosis de estímulo que afecta a nuestro sentido de la compra, por esa decoración de colores tan especiales y magnéticos que nos hipnotizan o por lo más normal, la propia y excelente atención de nuestro farmacéutico/a que nos aconseja en todo momento.

De hecho, ya en Medicina somos capaces de acceder a servicios de salud de manera remota: miles de personas - millones en el futuro - con problemas crónicos de salud son capaces de tener sus situaciones automáticamente monitoreadas mientras cuidan de su vida diariamente.

Fabricantes de dispositivos y profesionales de servicios de salud tendrán un abordaje proactivo continuado en el monitoreo remoto de pacientes, hecho a través de sensores en la casa, utilizados en la ropa de las personas o en dispositivos y paquetes. Estos avances permitirán también que los pacientes monitoreen mejor su propia salud y ayuden a los médicos a suministrar el cuidado preventivo y continuado. Avances en hardware y software en el campo de servicios de salud de control remoto será la mayor fuente de consumidores y de innovación corporativa hasta 2012.