jueves, 3 de marzo de 2016

La Universidad de Barcelona elimina el Máster de Homeopatía


La homeopatía es una pseudociencia muy popular sin base científica. A pesar del posicionamiento contrario de entidades como la Organización Médica Colegial, esta pseudoterapia sigue campando a sus anchas en múltiples instituciones académicas.

La Universitat de Barcelona (UB) ha decidido suprimir el máster en homeopatía que impartía desde el año 2004 tras un informe desfavorable de la facultad de Medicina por "falta de base científica".

La supresión de estos estudios, que eran de carácter bianual y en los que este curso se habían matriculado 20 alumnos, "se meditaba desde hacía meses ya que se había acrecentado la controversia científica que generaba".

El máster lo ofrecía el instituto de formación continua de la UB (IL3), "por lo que no era una titulación propia de la universidad". Últimamente estaba siendo muy cuestionado, después de que el Sistema de Acreditación Médica, un organismo en el que están representados el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, hubiera retirado su reconocimiento oficial a todos los cursos de Homeopatía que se imparten en España.

Ante esta circunstancia y después del informe negativo de la facultad de Medicina, la UB decidió el pasado martes eliminar el posgrado en Homeopatía para Farmacéuticos / Máster de Medicina Homeopática de su oferta para el próximo curso.

En el máster, que tenía un coste de 6.940 euros, se matricularon 32 alumnos en el curso 2010-2012; otros 27 participaron en el 2012-2014, y una veintena en el de este año, que, pese a su supresión, obtendrán la correspondiente titulación el próximo octubre. Los únicos estudios de Medicina Alternativa que seguirá impartiendo el IL3 son los de Acupuntura.

Sin embargo, no ha impedido que otras entidades, como la UNED o la Universidad de Valencia oferten en sus programas de postgrado titulaciones relacionadas con esta pseudociencia. 


MEDICINA ALTERNATIVA

La Homeopatía es un sistema de medicina alternativa creado en 1796 por Samuel Hahnemann basado en su doctrina de "lo similar cura lo similar" y está considerada una pseudociencia que no es reconocida por algunos científicos.

Sin embargo, la Sociedad Española de Medicina Homeopática (SEMH) la define como "un método terapéutico que utiliza medicamentos homeopáticos para restablecer la salud del paciente".

Estos medicamentos se seleccionan de forma individual para el enfermo en función de la ley de similitud, enunciada por Samuel Hahnemann, fundador de la Homeopatía, a finales del siglo XVIII.

"La ley de similitud o ley de los semejantes dice que una sustancia capaz de producir una serie de síntomas en una persona sana es también capaz de curar síntomas semejantes en una persona enferma, administrando esa sustancia en dosis mínimas", añade la SEMH, que defiende que la eficacia de la Homeopatía la avalan los mas de 200 años de experiencia clínica de médicos homeópatas de todo el mundo.

Si da la sensación de curar es porque muchas dolencias desaparecen por el llamado 'efecto placebo', una sensación psicológica por la que los enfermos mejoran con cualquier sustancia si ellos están convencidos de que será así. Aún así, esta pseudociencia, ha creado un importante mercado en todo el mundo.


¿Qué es la homeopatía?

Es un método terapéutico para la prevención, alivio o curación de enfermedades utilizando medicamentos homeopáticos.

La homeopatía es eficaz para prevenir y tratar tanto enfermedades agudas (gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, contusiones etc.) como crónicas (alergia, dermatitis, asma, afecciones reumáticas, ansiedad etc.), en infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias….), e incluso en cuidados paliativos (control de síntomas como dolor o estreñimiento y alivio de efectos secundarios como las nauseas de la quimioterapia...).

En homeopatía, y especialmente en enfermedades crónicas, el objetivo es ir más allá del alivio de los síntomas que van apareciendo, se busca ayudar al paciente a restablecer globalmente su equilibrio natural. Para ello, el médico homeópata en la consulta tendrá en cuenta, además de los síntomas o problemas de salud que presenta el paciente, su constitución física y su forma de reaccionar y sensaciones frente a la enfermedad, además de factores de mejoría o de empeoramiento. Por eso se dice que el tratamiento, en homeopatía, es más individualizado.

Además, estos medicamentos tienen la ventaja de que en general, no presentan contraindicaciones, interacciones medicamentosas ni efectos adversos relevantes relacionados con la toma del medicamento, por lo que se recomiendan habitualmente para todo tipo de pacientes, incluso niños, embarazadas y enfermos polimedicados.

Según el caso, estos medicamentos se utilizan solos, en exclusiva, o junto a otros tratamientos, sobre todo en enfermedades crónicas. En este caso, la utilización de los tratamientos homeopáticos asociados a los convencionales, permite en muchos casos, bajo supervisión del especialista, reducir la medicación convencional y/o sus efectos secundarios.

Como cualquier medicamento, los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias. 


¿De dónde proceden los medicamentos homeopáticos?

La procedencia de los medicamentos homeopáticos es una de los interrogantes comunes de la población general en torno a esta terapéutica.

Una de las dudas más frecuentes relacionadas con la homeopatía es de dónde proceden los medicamentos homeopáticos. Generalmente provienen de las siguientes materias primas:

De origen animal (14%)
De origen vegetal (53%)
De origen mineral o de síntesis (33%)

Las materias primas de origen animal pueden proceder del veneno de serpiente, tinta de sepia, abeja, etc.; las de origen vegetal pueden extraerse de plantas diversas; y las de origen mineral o de síntesis, de grafito, mercurio, azufre, etc.

Después de someterla a una serie de análisis, la materia prima es diluida y dinamizada, y a continuación se impregna en unas formas neutras en forma de esfera, gránulos o glóbulos, que son las presentaciones farmacéuticas más comunes de la homeopatía.

Estas presentaciones son de consistencia sólida y se obtienen a partir de sacarosa (85%), lactosa (15%) u otros excipientes adecuados, a través del  principio de grageificación. El proceso es largo y minucioso, ya que son necesarios trece días para fabricar un glóbulo y dieciséis para un gránulo. La presencia de lactosa en los medicamentos homeopáticos contribuye a una mayor calidad, pues permite una  mayor porosidad y una impregnación homogénea de la dilución.


¿Cuál es la legislación relativa a los medicamentos homeopáticos?

Los medicamentos homeopáticos están legislados como medicamentos en Europa y por lo tanto también en España. Por eso, como todos los medicamentos, son de venta exclusiva en farmacias.En general, es el mismo marco reglamentario al que están sometidos el resto de los medicamentos, aunque existen capítulos específicos para la homeopatía. El marco reglamentario general es el siguiente:DIRECTIVA 2001/83/CE consolidada (modificada en 2004)LEY 29/2006 DE GARANTÍAS Y USO RACIONAL DE LOS MEDICAMENTOS Y PRODUCTOS SANITARIOSREAL DECRETO 1345/2007 DE REGISTRO  REAL DECRETO 577/2013 DE FARMACOVIGILANCIAMONOGRAFÍAS DE LA REAL FARMACOPEA ESPAÑOLA

¿Cuál es la diferencia entre Homeopatía y Fitoterapia?

La fitoterapia, productos a base de plantas, contienen ingredientes activos extraídos de esas plantas en dosis ponderales. Los medicamentos homeopáticos, sin embargo, contienen diluciones infinitesimales de sustancias de origen animal, vegetal, mineral o químico.