viernes, 19 de febrero de 2016

Escaparates de farmacia. Parte I

En Retif puede encontrar todos los elementos decorativos necesarios para la confección de escaparates para oficinas de farmacias.
Estos son algunos de los trabajos realizados por el equipo de escaparatismo de Retif Pharma, división del Grupo Retif.

El escaparate como elemento fundamental de diferenciación de la oficina de farmacia tiene que atraer al consumidor y captar su atención, exponer un mensaje atractivo, informar con realismo de la
calidad de los productos e incitar a la compra. 

Para alcanzar estos objetivos algunas recomendaciones básicas para la farmacia serían: 

Originalidad: ser original es uno de los aspectos más importantes para contar con un buen escaparate en la oficina de farmacia. Hay que tener en cuenta que muchos escaparates de farmacias están
diseñados por empresas o cuentan con promociones de laboratorios que pueden repetirse en más de una botica, por eso es importante exigir originalidad y dedicar un tiempo a diseñar espacios no
convencionales, adaptados a la realidad de cada farmacia. 

Transparencia: conviene que el escaparate deje una parte para contemplar el interior de la farmacia, si bien pueden diseñarse también con fondos que resulten atractivos. En cualquier caso, se imponen
los espacios monotemáticos dedicados con claridad a un único producto (o productos de una misma gama). 

Beneficios: los beneficios del producto deben quedar claramente reflejados en el diseño del escaparate. Asimismo, deben dejar claro al consumidor la promesa de que si adquiere ese producto obtendrá
el beneficio que se promociona. 

Adaptado al consumidor: los temas o escenografías escogidas (por ejemplo, una playa si se anuncian antisolares) deben adaptarse a las necesidades del público que se quiere captar. 

Altura: para una mayor visibilidad y para que los mensajes principales queden a la altura de los ojos,  conviene que el escaparate se eleve del suelo a una distancia razonable (por ejemplo, unos 50 centímetros).