miércoles, 20 de agosto de 2014

Ciberfarmacias


-->







La compra de fármacos en la red, además de ser ilegal, es arriesgada. El 92 por ciento son falsos y provienen de países con escaso control médico y ninguna garantía durante el transporte.Pastillas contra el insomnio. Es la solución, asegura uno de los muchos correos basura (spam) que a diario se cuelan en el correo electrónico.Y es que se trata del segundo tema más recurrente de estos mensajes masivos. Y probablemente uno de los negocios más lucrativos. Al pinchar en el enlace, una farmacia se despliega en el ordenador y nos muestra la lista de medicamentos más vendidos. Los hay para todo: para el dolor, la depresión, para adelgazar...Los utilizados para tratar la disfunción eréctil están entre los más solicitados, junto con los productos para adelgazar. Con un simple clic pueden adquirirse, eso sí, previo pago con tarjeta de crédito, pero con escasas garantías de seguridad respecto a sus datos y, lo que es peor, de que lo que le envían sea realmente lo que usted cree estar comprando. En el 95 por ciento de los casos estas farmacias virtuales operan de forma ilegal y no cuentan con un farmacéutico colegiado que las avale, como es preceptivo.Eso a pesar de que muchas de ellas aseguran tener la autorización de la Organización Mundial de la Salud, aunque no es cierto, advierte la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). El primer dato a tener en cuenta es que en España, y en toda la Unión Europea, la venta a través de internet de medicamentos que precisen receta médica es ilegal. En nuestro país la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios lo deja bien claro, explica Pedro Capilla, presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos.Y también se muestra más restrictivo que la UE respecto a los medicamentos que no precisan receta: Pueden ir vía internet siempre que sean retirados en la farmacia, con la presencia y consejo del farmacéutico. Es decir, que hay que dar el nombre de la farmacia donde se va a recibir la compra, aclara Capilla. Casi siempre, falsos Comprar en la red es un riesgo que preocupa, y mucho, a las autoridades sanitarias, entre ellas la OMS.La Alianza Europea para el Acceso a los Medicamentos Seguros (EAASM) alertó hace unos días de que el 92 por ciento de los fármacos adquiridos por esta vía son falsos o no cumplen los requisitos de calidad necesarios. Unas irregularidades que los expertos detectan sin dificultad, pero no la mayoría de los consumidores europeos, señala la EAASM. El presidente de este organismo, Jim Thomson, mostró su preocupación por los riesgos que conlleva adquirir a través de internet fármacos que pueden dañar la salud y, en casos extremos, pueden ser mortales.Además solicitó a los buscadores de páginas web, como Google, Yahoo y MSN, y a las compañías de tarjetas de crédito y envío de paquetes que actúen para detener esta peligrosa tendencia. Una petición que en nuestro país ha sido secundada por la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (Facua), que ha trasladado a Google una reclamación planteándole que cualquier producto que en España se anuncie como adelgazante es una publicidad ilegal de la que tanto la plataforma publicitaria como el anunciante son responsables, indica Rubén Sánchez, portavoz de Facua. Nos han pedido el listado de productos que se anuncian como pseudoadelgazantes y lo estamos elaborando.Sabemos que su negocio es la publicidad pero les hemos planteado que existen campos en los que hay que actuar, señala Sánchez. El portavoz de Facua advierte también de que han denunciado a una red que vende a nivel internacional productos que se presentan como naturales, con supuestas propiedades adelgazantes, y en realidad, al analizarlos hemos visto que son fármacos con altos índices de hormonas tiroideas y sexuales, y que no tienen la autorización de la Agencia del Medicamento. Por tanto, estamos ante un posible delito contra la salud pública.Se trata de una trama que lleva años operando en España a través de venta telefónica y por internet. En la mayoría de las farmacias virtuales no pusieron ningún inconveniente y algunas incluso se ofrecieron a conseguir recetas gratis o previo pago de cinco euros.La vigilancia médica en estas ciberfarmacias, según el estudio de la OCU, brilla por su ausencia. A pesar de introducir en la ficha médica datos de un paciente imaginario con problemas de salud incompatibles con los medicamentos que queríamos adquirir, sólo una web se negó a enviar el fármaco. En total, como resultado de sus compras, recibieron catorce pedidos entre antidepresivos, tranquilizantes, adelgazantes, anticonceptivos y fármacos para la disfunción eréctil.En muchos casos, tras añadir los gastos de envío, el medicamento costó más que en la farmacia de la esquina. La mitad de los fármacos venían sin prospecto o estaba en inglés. .Muchas ciberfarmacias venden medicamentos dudosos y ponen en peligro los datos del consumidor. Ésta es la principal conclusión del ranking Brandjacking de MarkMonitor, que evalúa el efecto de las amenazas online en las marcas y estudia su evolución. Este índice ofrece un análisis sobre el uso indebido de las marcas más populares online, así como sobre los sectores en los que dichos usos están causando más estragos.Los datos del informe sobre el uso indebido de medicamentos se basan en las seis principales marcas de medicamentos según el “Top 200 de las marcas más vendidas en Estados Unidos en 2006” (estudio de Drugs.com) y tres de los medicamentos más buscados en la red. De las 3.160 farmacias online que se han estudiado sólo cuatro están acreditadas como Verified Internet Pharmacy Practice Sites o VIPPS (la credencial del sector que garantiza a los consumidores operaciones de farmacia online legítimas). El 10% de las farmacias online que se han estudiado declaran abiertamente que no exigen recetas para comprar los medicamentos; el 59% procede de Estados Unidos; el 18%, del Reino Unido. El 31% de los listados de webs de venta de estos productos provienen de China; el 26%, de Estados Unidos y, el 19%, de la India.


domingo, 3 de agosto de 2014

Parafarmacias: clones de oficinas de farmacia.











Establecimientos de Parafarmacias: clones de oficinas de farmacia.

Una parte del mercado, correspondiente a productos que han perdido la exclusividad de venta en oficinas de farmacia, que ha salido fuera de este canal, ha originado la competencia de las farmacias con otros tipos de establecimientos como son las Parafarmacias.
Esta competencia es más agresiva que la que puede existir entre oficinas de farmacia. Además, la mayoría de los establecimientos donde se puede adquirir este tipo de productos tienen la ventaja de su mayor experiencia en estrategias comerciales.
Estas estrategias se basan en:
- Los productos se colocan siguiendo un criterio comercial, a diferentes alturas o niveles perfectamente en el lineal.
- Tienen una mayor sensación de orden.
- Los productos se complementan con otros, facilitando la búsqueda del producto y creando una necesidad comercial.
- Normalmente tienen lineales armónicos.
- Se cuida mucho la imagen exterior: fachada, escaparates, cruces, etc.., como la interior.
- Aprovechan al máximo el espacio del local y todas las técnicas para rentabilizar el m2.

Los productos que componen la línea de parafarmacia se encuentran recogidos en el “Catálogo de parafarmacia”, editado por el Colegio General de Colegios Oficiales Farmacéuticos.
Esta línea de parafarmacia está compuesta por los siguientes diferentes grupos de productos:

- Dermofarmacia: productos capilares, higiene, tratamiento y cosmética facial, higiene y cosmética labial, productos para manos, higiene y cosmética corporal, productos solares, higiene y cura de los pies, higiene de la boca, productos para el afeitado y productos para el hogar.

- Herboristería: hierbas básicas solas y preparados de fitoterapia.

- Línea blanca: línea femenina, serie blanca (algodones, vendas, etc…), productos ortopédicos (medias, calzado, etc…), productos de celulosa y termómetros.

- Profilácticos.

- Productos infantiles: dermohigiene, productos y accesorios, productos higiénicos y sanitarios (pañales, etc…), productos para la alimentación ( biberones, etc…), puericultura, chupetes, masticadores, etc…

- Mercado de homeopatía.

- Productos magnéticos: sistemas de osteomía.


El mayor competidor, a parte de las parafarmacias, son lógicamente, las grandes superficies, los supermercados y las tiendas especializadas.
No olvidemos, que la gran superficie y los supermercados han provocado el mayor cambio de distribución en los últimos 15 años.

Grandes superficies y supermercados:

• 95% del mercado total de pañales infantiles.
• 70% del mercado de leche infantil.
• 85% del mercado total de profilácticos.

Tiendas especializadas:
• 85% de productos dietéticos.

Desde el punto de vista de los titulares de oficina de farmacia, las principales críticas que reciben las parafarmacias son:
- Posible aprovechamiento del prestigio de la figura del farmacéutico.
- Interpretan que están dañando la consideración social y profesional del farmacéutico.
- Consideran que su único propósito es parecerse a la oficina de farmacia.
- La agresividad de sus políticas comerciales.

Desde el punto de vista del cliente/consumidor:
- Se benefician de la competitividad en precios generada por la introducción de estos establecimientos.
- Ofrecen un abanico más amplio donde poder adquirir los productos parafarmacéuticos.

Desde el punto de vista de muchos farmacéuticos, sin oficina de farmacia:
- Supone una salida laboral.
- Adquirir, hoy en día, una farmacia es prohibitivo, en cambio es mucho más asequible poseer una parafarmacia.