martes, 29 de enero de 2013

Precios notificados



La problemática que están generando los precios notificados para el sector del medicamento significa para la distribución "tener las manos atadas". Así lo indican desde su patronal, Fedifar, que recuerda que la obligación de los almacenes es facturar a la farmacia con el margen que les corresponde por el precio notificado, "ya que no sabemos cuál será la dispensación final del fármaco", confirma Miguel Valdés, su director general. 

Por otra parte, son conscientes de que si finalmente cualquiera de esos fármacos se dispensa con receta del SNS tendría que reembolsar a la farmacia la diferencia del margen, "pero a las farmacias les resulta imposible saber a qué distribuidora reclamar el reembolso", indica Valdés. Por ello, tal y como considera César Martínez, consejero de Alliance Healthcare España, "de ninguna manera debería haberse puesto en marcha este sistema sin existir un procedimiento que lo hiciera viable". 



Notables diferencias


Aunque en algunos casos la diferencia entre los márgenes que tendrían tanto distribuidoras como farmacias en función del precio notificado o intervenido podrían considerarse "insignificantes", con menos de un 2 por ciento de variación entre cantidades, sí existen otras situaciones donde estas diferencias se acrecientan en más de un 30 por ciento. Un ejemplo ilustrativo es la presentación Ghrh Ferring (50 Mcg Amp. Polvo + Amp. Dis), ya que, si la oficina de farmacia adquiere el medicamento a precio notificado (como así determina el procedimiento habitual) pero lo acaba dispensando con cargo al Sistema Nacional de Salud, perdería un 35,85 por ciento de su margen si no se le compensa por la distribución.


Farmaindustria no ha querido entrar a valorar los efectos que la puesta en marcha del precio notificado supondrá tanto para la industria, los pacientes o el resto de operadores del sistema. Según su director técnico. Emili Esteve, lo único claro es que los precios notificados "no son opinables", puesto que es lo que se indica en el artículo 90 de la Ley de Garantías. De este modo, el director técnico de la patronal reitera que los precios notificados que se están viendo en las últimas semanas "se ajustan plenamente a la situación legal actual".

A partir de la aprobación del Real Decreto-ley 16/2012, los precios de los medicamentos serán los notificados, que se publicarán en el nomenclátor. "Otra cosa es que el precio financiado sea menor", como establece la ley, ya que el Sistema Nacional de Salud, como "gran cliente, puede acceder a unos descuentos que dan lugar al precio de financiación", explica Esteve.

La patronal considera que aún es pronto para analizar si esta medida resultará positiva o negativa para las compañías farmacéuticas. No obstante, esta dualidad de precios que existen actualmente en el mercado español no tendría por qué afectar a los plazos de fijación de precio a pesar de que los precios de financiación para el SNS ya no serían referencia para otros países, explica. 

Según Esteve, "habría que monitorizar diferentes casos" para poder determinar que puede haber una aceleración de los plazos de fijación de precios ya que en la actualidad, aún "no hay una gran experiencia en esta materia". Del mismo modo, y respecto al efecto que los precios notificados tendrán sobre el comercio paralelo, cree que quienes ejecuten esta actividad "legal" sabrán a qué atenerse con los nuevos precios, pero no ve oportuno valorar sus efectos.



Precio confidencial


Para Esteve, a pesar de que el precio financiado no es confidencial, ya que tiene que ser conocido por los diferentes operadores del sector, como farmacéuticos, distribuidores u hospitales, y puede ser fácilmente conocido por pacientes que lo adquieran, el hecho de desvelarlo "puede no ser una buena noticia para alguna compañía", explica. En cualquier caso, el representante de Farmaindustria pide tratar con "normalidad" la existencia de los precios notificados puesto que son los únicos precios de los medicamentos.