martes, 29 de enero de 2013

Anteproyecto de Ley: Liberalización de la propiedad y titularidad de oficinas de farmacia.


El día 28 de diciembre se dio a conocer el Anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales, que propugna la desvinculación entre la titularidad y propiedad de una farmacia. La ruptura de esta unión, que proviene desde el Siglo XIV, a partir de la Real Pragmática de los Reyes Católicos, las Ordenanzas de Montalvo, la Real Cédula de Felipe IV, la Ley General de 1.855, las Reales Ordenanzas de Farmacia de 1860, el Decreto Franquista de 1957 que respaldó la Orden de la Segunda República y la Ley 16/1997 que actualizó el Decreto 909/1978, y refrendado por las 17 leyes autonómicas. Esta unión medieval choca con la Corporatocracia del Siglo XXI, ahora las grandes corporaciones influyen en los Estados y les dictan las decisiones a tomar.

La apetencia de grandes laboratorios y mayoristas por entrar en el sector minorista de distribución farmacéutica español, para generar economías de escala basadas en la integración vertical, podría tener el efecto colateral de la expulsión del farmacéutico, como profesional liberal, vertebrador y exponente de las clases medias.

Es la lucha de David contra Goliat: la facturación de Alliance Boots es mayor que el PIB de Bulgaria. La cifra de ventas de la cadena de farmacias CVS Medicare supone más del 50% del PIB de Portugal.
La cifra de negocios anual de Cofares es mayor que la riqueza de Mauritania como país. No resulta difícil adivinar que si Cofares desease hacerse con el mercado farmacéutico de Mauritania, no le sería difícil modificar la legislación sanitaria del país a su favor. La misma política siguen las empresas transnacionales españolas; Unión Fenosa en Nicaragua o Repsol en Bolivia han sido algunos ejemplos.

No hay Estado que sea capaz de enfrentarse al monstruo económico surgido tras la fusión de Alliance Boots y la cadena de farmacias americana Walgreens. Lo que su billonario propietario Stefano Pessina ha llamado “la primera cadena de farmacias a nivel global”, con 360.000 empleados y farmacias en 26 países. Alliance lleva 37 años consecutivos incrementando el dividendo al accionista.




Los dietistas también apoyan al farmacéutico contra la liberalización

Desde que se conocieron las intenciones del Ministerio de Economía, plasmadas en su anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales, de liberalizar la propiedad de las oficinas de farmacia, médicos y enfermeros, así como los colectivos de pacientes, vienen mostrando su firme apoyo a los farmacéuticos españoles. Un apoyo al que ahora se han sumado otros colectivos sanitarios como el Colegio de Dietistas y Nutricionistas de la Comunidad Valenciana, al considerar que esta liberalización es una "amenaza" al modelo de farmacia ya que "prima el interés económico y comercial frente a la atención de calidad al paciente y al ciudadano", según señala en un comunicado.
Desde esta entidad se señala que la figura del farmacéutico es "esencial" en la composición de los equipos multidisciplinares de salud, los cuales son "ampliamente recomendados" por la Organización Mundial de la Salud porque "aportan una mejor atención al enfermo, así como una mejora de la salud, el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos". Por ello, considera que "un cambio en la estructura farmacéutica actual" supondría "menoscabar los aspectos concernientes a la atención prestada por estos profesionales y a ellos mismos debido a la situación socioeconómica en la que nos encontramos".

Respecto a las repercusiones de la posible entrada de capital privado, los dietistas y nutricionistas valencianos estiman que "un alto porcentaje de boticarios dejarían de ser profesionales independientes para pasar a depender de marcas y distribuidores comerciales donde imperarían los intereses económicos y de ventas frente a la salud y la promoción".


En cuanto a las medidas que el borrador recoge y que afectarían directamente al Sector Farmacéutico, encontramos:

- Se suprimiría la reserva exclusiva de la propiedad y titularidad de las oficinas de farmacia al Farmacéutico, permitiéndoles abrir una Oficina de Farmacia a cualquier   Empresa o Particular, siempre bajo la dirección de un Farmacéutico.

- Se permitiría que tanto Biólogos como Químicos pudiesen hacerse cargo de la producción y conservación de medicamentos.
- Se mantendría la Colegiación obligatoria para el acceso a la profesión del farmacéutico.
 
Las medidas que se presentan en el borrador de dicho Anteproyecto, pendiente de aprobarse durante el primer trimestre de este año, son consideradas necesarias por el Ministerio de Economía para “mejorar la competitividad de un sector que supone el 30% del empleo universitario y el cual posee, según el Departamento de Economía, una regulación excesiva y obsoleta”. Este 30% del empleo universitario se refiere a los profesionales Farmacéuticos, Arquitectos, Ingenieros, Abogados, Químicos y Biólogos, que serían los afectados por estas nuevas medidas.

Ha sido en este caso la Comisión Europea, la que ha sugerido que se liberalicen ciertos sectores profesionales fuertemente regulados, ya que considera favorecería en la disminución de los desequilibrios macroeconómicos de España. Ante dicho borrador, el Ministerio de Sanidad, que es el que compete al colectivo farmacéutico, afirman que su apuesta es mantener el modelo actual Farmacéutico.