lunes, 23 de enero de 2012

Farmacia Claribel Gallego: transformación de la farmacia rural

La oficina de farmacia de la titular Claribel Gallego, situada en la Calle Vistillas, 3, en Fiñana (Almeria) es un ejemplo de como es posible , a pesar de la situación económica actual,  invertir y apostar en un proyecto de transformación radical en la farmacia rural.

La farmacia rural española está pasando por momentos difíciles. Los cambios demográficos, la orografía de gran parte del territorio, el crecimiento de la demanda de prestaciones farmacéuticas y las caídas de márgenes por las bajadas de precios hace que las oficinas situadas en núcleos pequeños y aislados se enfrenten a crecientes dificultades y la atención a sus pacientes pueda resentirse.
La situación de la farmacia rural plantea problemas a los profesionales y a los pacientes, aunque es necesario precisar que la realmente problemática es la situada en núcleos pequeños y aislados.
Los profesionales se enfrentan a un escenario de rentabilidad limitada, guardias continuas, problemas para realizar cursos de formación y vacaciones por las dificultades de sustitución y, por lo tanto, una botica rural en estas condiciones resulta cada vez menos atractiva. Debido a esta situación, los farmacéuticos rurales son primados en los baremos autonómicos a la hora de optar a nuevas farmacias en poblaciones más importantes.
Desde el punto de vista de los pacientes, la farmacia de pueblos muy pequeños presenta una mayor cercanía del profesional pero a veces exige esperar a que lleguen medicamentos de prescripción menos frecuente. Aunque la distribución funciona bien, para el profesional y el paciente no deja de haber dificultades.



Fiñana es una villa y un municipio español de la provincia de Almería en la comunidad autónoma de Andalucía, situada a los pies de Sierra Nevada y a 71 km. de la capital, Almería.
En el año 2011 contaba con 2.387 habitantes. Su extensión superficial es de 135 km² y tiene una densidad de 17,68 hab/km².




EL ANTES:

Antes de la transformación que sufrió la farmacia Claribel Gallego, era una botica clásica, tradicional, con 40 años de historia pero siempre con la mejor atención farmacéutica profesional. El hecho de estar limitada a una población concreta, a una imagen del pasado, a una superficie limitada y a una bajada, cada vez mayor, de las ventas, impulsó a su titular a iniciar el cambio.










EL DESPUÉS:

Para llegar a ver el resultado final, fue necesario realizar un proyecto de ejecución completo de obra, varios proyectos de diseño e interiorismo y analizar como sería la farmacia final con un diseño en un entorno atractivo que conjugase la funcionalidad,  la presentación del producto y el aprovechamiento del espacio.

Después de dos meses de obra civil integral: pavimento, iluminación, aire acondicionado, techo, instalación eléctrica, fachada,... un contemporáneo diseño gráfico en el techo y señalética de zonas, unas soluciones de mobiliario moderno y actual y un estudio completo de distribución en la zona de parafarmacia de las diferentes categorías, pensadas según nuestras técnicas de merchandising farmacéutico, con el objetivo de tener la mejor exposición de producto y ofreciendo una farmacia rentable..........llegó la Luz, el Color, el Espacio, la Imagen y el Sueño cumplido de su titular.



No sólo se trata de una farmacia moderna en un entorno rural, es una farmacia abierta con una superficie más amplia de venta libre, perfectamente orientada al autoservicio, bien definida todas sus secciones, las cuales están perfectamente identificadas por la comunicación superior. Cualquier cliente identifica rápidamente la ubicación de lo que necesita pero también una perfecta colocación y orden del producto ayudan a poder visualizar y elegir el producto deseado.

Los detalles en la sección infantil: un vinilo en la puerta de cristal, con forma de árbol, es un altímetro infantil, el pesa-bebés se puede guadar en el mueble inferior, todos los productos están colocados de forma que se establezca una venta cruzada natural.
´La zona infantil está ubicada en la zona fría de la botica.
Existen dos puntos diferentes de mostrador, uno principal pensado para dos personas, en forma curva y con espacio para las recetas y otro individual de apoyo a la dermocosmética.




Es una farmacia, que a pesar de sus dimensiones, tiene dos entradas de acceso.
La luz natural es muy importante cuando la superficie es reducida, provoca amplitud y mejor visualización del interior.


La idea de utilizar un moderno diseño en el techo fue a raíz de un viaje que realizó la titular Claribel Gallego a Alemania. Allí vió una farmacia original, con luz, espaciosa y con formas en el techo que le ilusionaron.

El equipo de diseño gráfico trabajo con esa idea hasta lograr el formato deseado.




En la pared del hueco de acceso de las dos puertas, se realizó un moderno diseño que englobaba la historia de los 40 años de la farmacia Gallego.





La atención farmacéutica pensada en un lugar discreto pero al alcance de la visión de los pacientes.






El aumento de ventas se ha notado considerablemente;  no sólo por aumentar la superficie de venta al público, sino, por el hecho de ofrecer un espacio abierto, de fácil localización de producto pero sobretodo por lograr un fácil tránsito en su interior y provocar un espacio de compra por autoservicio que se ha producido por la agradable sensación y calidez de su interior.

Si vienen a Fiñana, no duden en pasar a ver la oficina de farmacia Claribel Gallego, es sin duda, La Farmacia del Futuro.