domingo, 18 de diciembre de 2011

Huelga de farmacias en Valencia y Alicante

Las farmacias de Valencia y Alicante cerrarán los días 19, 20 y 21 de diciembre por el impago del Consell.

La Generalitat anuncia servicios mínimos del 10%.- Los afectados se concentran ante la Consejería de Hacienda para exigir el cobro de la deuda acumulada, más de 550 millones de euros.

Las farmacias de las provincias de Valencia y Alicante cerrarán los próximos días 19, 20 y 21 de diciembre. El 14 de diciembre celebraron una concentración ante la Consejería de Hacienda en protesta por el incumplimiento del plan de pagos al que se comprometió con ellos la Generalitat. Los paros se acordaron durante una asamblea general extraordinaria celebrada en Valencia y en otra que ha tenido lugar en Alicante, donde los afectados se han sumado a la convocatoria de huelga. La Generalitat ha reaccionado con un comunicado en el que anuncia servicios mínimos del 10%.

La amenaza estaba ahí. Las farmacias, asfixiadas por una deuda acumulada de más de 550 millones de euros, aceptaron en noviembre el calendario de pago que les propuso la Generalitat con la condición de que al menor incumplimiento sacarían a la calle su protesta. Y así ha sido. Por eso, el motivo de la tensa asamblea de farmacéuticos celebrada por el Colegio de Valencia no era tanto si se convocarían manifestaciones y cierres, sino cuándo tendrían lugar las protestas. Y, de esta forma, cómo dar salida a la indignación de los centenares de asistentes que llenaron el espacioso salón de actos del Colegio de Médicos de Valencia, elegido por ser mucho más amplio que la sede colegial de los farmacéuticos.




La primera medida ha sido una concentración frente a la Consejería de Hacienda en Valencia, a la que están convocados los boticarios de las tres provincias. Han asistido más de un millar de farmacéuticos.

La gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los farmacéuticos ha sido el impago de los 60 millones que la Generalitat debía haber hecho efectivos. El acuerdo entre farmacéuticos y el Consell fijó seis plazos para saldar la deuda que arrastraba la Administración valenciana. Hacienda solo cumplió con el primero, fijado el 9 de noviembre, a las puertas de las pasadas elecciones del 20-N. El segundo, previsto para el pasado 10 de diciembre, no se ha podido realizar "por la difícil situación económica", según trasladaron en un comunicado conjunto las consejerías de Hacienda y Sanidad. En el escrito indicaron que este pago se juntará con el tercero, previsto para finales de este mes, momento en el que se liquidarán de golpe 120 millones de euros.

Pero el crédito de la Generalitat, en todos los sentidos, está bajo mínimos. Y los farmacéuticos ya no se fían de las promesas de una Administración que sufre una galopante falta de liquidez. De ahí las protestas, y la desesperación que mostraron los farmacéuticos en la asamblea de ayer por la incertidumbre de no saber cuándo podrán cobrar lo que se les debe.

Mientras los farmacéuticos de Valencia mostraban su enfado en la asamblea de ayer, el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Provincia de Alicante, Jaime Carbonell, tampoco se anduvo por las ramas al calificar el estado de ánimo del colectivo ante el atraso en el pago de la deuda contraída con ellos por la Generalitat valenciana.
"Estamos hartos de poner en juego nuestro patrimonio y nuestro dinero", dijo. "Por tanto, el mensaje que trasladaremos en la concentración de mañana [hoy para el lector] en Valencia será inequívoco: 'Queremos cobrar", añadió. El Consell adeuda a las farmacias de Alicante un total de 175 millones de euros de los más de 550 millones de euros de deuda total. Al mes, el gasto en recetas de la Seguridad Social de las farmacias de la Comunidad Valenciana es de 120 millones de euros.


La protesta de los farmacéuticos es una más de los colectivos afectados por los impagos de la Generalitat. Las empleadas de limpieza de La Fe llevan meses sin cobrar y se han encerrado en el hospital de Valencia. Y en Alicante, 500 trabajadores de seis colectivos están convocados en los próximos días a la huelga en protesta por el impago de Ayuntamientos y Consell a los contratistas, extremo que, a su vez, impide a estos pagar las nóminas a los trabajadores, como recordó ayer el sindicato CC OO en un comunicado.

Las huelgas previstas afectarán a los siguientes colectivos: trabajadores de la limpieza del hospital General de Alicante y centros de salud del departamento 19 (13 centros); Consorcio Público para la Recuperación Económica de La Marina Alta; trabajadores de la recogida de basura de San Fulgencio; servicio de vigilancia en las Administraciones públicas; servicio de recogida de basura en Orihuela; y trabajadores de la limpieza de la Consejería de Infraestructuras en Alicante.
 

Servicios mínimos del 10%
 

La Generalitat ha emitido un comunicado para asegurar que, pese al anuncio de huelga, no habrá desabastecimiento de farmacias, ya que permanecerán abiertas 216 oficinas, un 10% de las existentes en toda la Comunidad Valenciana. Según la Generalitat, los ciudadanos "pueden estar tranquilos" porque "podrán acceder a los medicamentos cuando lo necesiten", ya que permanecerán abiertas 51 oficinas en Castellón, 95 en Valencia y 70 en Alicante. Además, todos los centros de Salud tendrán disponible el listado de las oficinas de farmacia abiertas durante los tres días de cierre y se ha puesto a disposición de los ciudadanos el teléfono gratuito 900.101.081 para responder a las preguntas y dudas que puedan surgir sobre la adquisición de medicamentos.



Fuente: El País