jueves, 16 de diciembre de 2010

Entrevista a José Tomás, Director Adjunto



José Tomás es Director Adjunto de uno de los más prestigiosos estudios de arquitectura para oficinas de farmacias. Las oficinas de farmacia proyectadas por el estudio se conjugan en armonía calidad, funcionalidad, imagen comercial, diseño, marketing, rentabilidad y comodidad. Tal y como dice su Director Adjunto, José Tomás, hace que "cada proyecto sea único, que no existan dos farmacias iguales".




¿Han evolucionado las tendencias de diseño de farmacias en estos años?

Respuesta. La farmacia está en constante evolución. Nuestro estudio se ha anticipado siempre a las nuevas tendencias y ha creado soluciones revolucionarias, haciendo farmacias únicas y personalizadas, con el objetivo de diseñarlas para que sean comerciales y rentables.



¿Se acabó la uniformidad?


Sí. El diseño personalizado que creamos tiene que ver con muchos factores: el proyecto técnico, la obra civil, el diseño de mobiliario, las últimas técnicas en merchandising farmacéutico, la incorporación de nuevos servicios añadidos a la farmacia, la identidad corporativa y, sobre todo, un acertado y positivo servicio posventa. Somos pioneros en creatividad para que cada proyecto sea único y que no existan dos farmacias iguales.

¿La farmacia debe ser el reflejo de su titular?
Totalmente. Las farmacias tienden a tener una imagen muy uniforme, da la impresión que a menudo están cortadas por un mismo patrón. En nuestro estudio, desde un inicio, analizamos y evaluamos factores como el entorno de cada farmacia, la ubicación del local, la disposición y señalización del producto, el diseño de mobiliario que implantamos, las zonas y sus recorridos o la iluminación, con el fin de personalizar tanto el interior como el exterior para transmitir la esencia de la misma, acorde a la ideología del propio titular.



¿En el sector gusta la modernidad o vende lo antiguo?


Depende de la tipología del cliente. Hay titulares que sabiendo que necesitan adaptarse a los nuevos tiempos desean mantener su farmacia con una imagen y decoración tradicional, sin perder su esencia. Para ello, intentaremos que su público tenga un fácil acceso al punto de venta a través de espacios, recorridos y materiales de calidad, pero discretos y funcionales. Si la farmacia tiene elementos arquitectónicos, de diseño de especial relevancia o valor, somos partidarios de mantenerlos. Además, utilizaremos escaparates y señalización de corte clásico.



¿ Es habitual?


No. El mayor número de proyectos que realizamos son de titulares que nos piden que su farmacia sea moderna, comercial y rentable, donde la señalización, los escaparates, los colores, las diferentes zonas o el mobiliario sean atrevidos y sorprendentes. Es muy importante innovar para favorecer que el cliente/consumidor pueda encontrar de manera fácil, rápida y cómoda los productos.


¿Es más importante potenciar el diseño en función de la ubicación de la farmacia?

Nuestro estudio personaliza la farmacia adaptándose al entorno y a su ubicación. Siempre aconsejamos al titular para ofrecerle su farmacia en función de todos estos factores.



¿Son conscientes los farmacéuticos que la modernidad es posible en un espacio de salud?


Nosotros identificamos la farmacia actual como un espacio de salud integral y, de esta manera, se lo transmitimos a nuestros clientes. En nuestros diseños priman los espacios diáfanos, sin barreras. El objetivo es favorecer que el farmacéutico se comunique con un paciente a quien da confianza con sus apreciados consejos farmacéuticos, pero sin olvidar la necesidad de intimidad.




En esta época de crisis, ¿es importante apostar por un diseño que potencie la rentabilidad?


Las farmacias deben adaptarse a los cambios para tener un futuro más optimista. Así, los titulares tienen que ser gestores de su negocio y, por lo tanto, gestionar y dirigir un negocio moderno, obteniendo mayor rentabilidad para seguir avanzando. Ésta es nuestra propuesta, que el titular rentabilice al máximo la inversión que se haga y transmita al consumidor un mensaje de modernidad en un espacio de salud. Justamente, en esta época de recesión económica es cuando nuestro estudio más proyectos está realizando.



El diseño de un local y la elección y colocación del inmobiliario, ¿debe tender al autoservicio?

Por supuesto. Captar la atención del cliente dependerá de lo agradable que a éste le resulte permanecer en la oficina de farmacia, gracias a haber creado previamente un ambiente acogedor. El cliente cuando entra en una farmacia lo único que tiene que visualizar es el producto expuesto, y la señalización que le indicará dónde está lo que está buscando. Hoy todas las farmacias tendrían que potenciar al máximo el autoservicio.



¿Es clave diferenciar las diversas áreas de local?

Siempre es conveniente dividir la farmacia por secciones, incluso cuando la superficie del local no sea muy grande. El cliente debe visualizar claramente dónde se encuentran los productos, por lo que se deben identificar las diferentes zonas con un determinado mueble, señalización, un color determinado... Es importante elegir secciones que nos aporten el mayor rendimiento y potenciar las que estén más acordes con el tipo de clientela que se tenga. El objetivo de gestionar e identificar por secciones/categorías se dirige al aumento de ventas, al incremento del margen bruto, al aumento de la rotación, a la disminución del stock, a un mejor conocimiento del consumidor y a incrementar la venta por autoservicio.

¿El merchandising vertical es malo para la farmacia?

Todo lo contrario. La presentación vertical es más conveniente en la oficina de farmacia que la presentación horizontal. No obstante, la falta de espacio en los lineales obliga muchas veces a efectuar una presentación horizontal en los puntos de venta. Las ventajas que tiene la presentación vertical son: la visibilidad del producto, facilita su búsqueda, el lineal es más armónico, al romper la monotonía de las presentaciones horizontales, todos los productos tienen la misma oportunidad de ser vistos, nos permite distribuir los productos según los objetivos y está especialmente indicada para la exhibición de productos complementarios.



Y sobre la colocación de las góndolas...


Son elementos del mobiliario del máximo interés que tienen dos objetivos: exposición de productos y dirigir la clientela en el sentido que más convenga. Por ello, siempre se tiene que analizar su ubicación y formato, porque nos permite dirigir la circulación de la clientela, creando pasillos artificiales, incluso si la farmacia tiene una reducidas dimensiones. El recorrido, desde la puerta hasta llegar a los mostradores, tiene que ser cómodo, largo y amplio, pero nosotros decidimos por dónde deben circular los clientes en función de diferentes elementos. Entre ellos, las góndolas.