sábado, 22 de agosto de 2009

Nuevas Farmacias

Se convocan con cierta frecuencia concursos de aperturas de oficinas de farmacia en algunas Comunidades Autónomas, aunque sigue existiendo un exceso de demanda sobre la oferta.


Andalucía

Está previsto que en el primer semestre del 2009 se publique la Orden del concurso de Oficinas de Farmacia y el Baremo. El 7 de noviembre de 2008 se publica el nuevo mapa farmacéutico en Andalucía. El 9 de marzo de 2009, se publica la convocatoria de dos oficinas de farmacia en UTF de Andalucía, en Estepona y en Arroyo de la Miel-Benalmádena, provincia de Málaga.


Aragón


El 17 de mayo de 2006 se publicó el nuevo concurso para la adjudicación de oficinas de farmacia procedentes de renuncias, de conformidad con la Ley 4/1999, de 25 de marzo, de Ordenación Farmacéutica para Aragón. Son 23 nuevas las convocadas. El 27 de octubre se publicó la lista de puntuaciones obtenidas de las personas cuyos méritos han sido valorados para la adjudicación de autorizaciones de oficinas de farmacia. El 20 de abril de 2007, finalmente se autorizaron las aperturas de Oficina de farmacia a los concursantes de mayor puntuación.


Asturias

Las nuevas aperturas de farmacias que se autorizaron tras el concurso convocado por la Resolución de 14 de junio de 2002, de la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios fueron las siguientes:

2 en Avilés, 9 en Oviedo, 1 en Siero-Lugones 1, 9 en Gijón, 1 en Villaviciosa, 1 en Lena, 1 en Somiedo. No hay previsto nuevo concurso por ahora.


Baleares

El 11 de Noviembre de 2008 se publica la lista provisional de aspirantes admitidos y excluidos de la participación en el concurso para la adjudicación de una oficina de farmacia en el Migjorn Gran de Menorca, en la zona farmacéutica de Alaior, convocado por Resolución de la Directora General de Farmacia, de 12 de marzo de 2008 (BOIB núm. 42, de 27 de marzo de 2008). También en la población de Cala Llonga, del término municipal de Santa Eulària des Riu de Eivissa, en la zona farmacéutica de Santa Eulària des Riu, convocado por Resolución de la Directora General de Farmacia, de 12 de marzo de 2008 (BOIB núm. 42, de 27 de marzo de 2008). Resolución de la Directora General de Farmacia por la que se aprueba la lista provisional de aspirantes admitidos y excluidos de la participación en el concurso para la adjudicación de una oficina de farmacia en la zona de Sant Rafel, del término municipal de Sant Antoni de Portmany, en la zona farmacéutica de Sant Antoni de Portmany, convocado por Resolución de la Directora General de Farmacia, de 12 de marzo de 2008 (BOIB núm. 42, de 27 de marzo de 2008).


Se ha publicado ya en el BOIB, el 14 de febrero de 2009, la autorización de 7 farmacias en Baleares, una en el núcleo de Llombards de la zona farmacéutica de Santanyí, otra para el núcleo de Calonge de la zona farmacéutica de Santayí también, y cinco farmacias en la zona farmacéutica de Palma, todas estas farmacias serán objeto de adjudicación por el concurso de méritos que se convoque posteriormente.


Canarias

El concurso de traslado para instalación de oficinas de farmacia se publicó en el Boletín Oficial de Canarias de 19 de julio de 2007, hasta que no se resuelva éste definitivamente, no se convocará el concurso de nuevas aperturas. Ya se publicó la lista provisional de admitidos y excluidos, aunque se ha suspendido por el momento este concurso, debido a una Sentencia que afectaba al municipio de Telde, y esto ha motivado que se tenga que publicar ahora la delimitación de las zonas farmacéuticas y el mapa farmacéutico nuevamente, antes de levantar la suspensión.


Cantabria

El 16 de febrero de 2005 en el Boletín Oficial de la Comunidad de Cantabria se publicó la lista definitiva de puntuación de los participantes en el concurso para la adjudicacion de nuevas oficinas de farmacia convocado por la Orden de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, de 5 de diciembre de 2003. Este concurso ya está cerrado. Se publicará junto con el próximo concurso una modificación del baremo de méritos en base a Sentencia recaída en ese sentido.


Castilla La Mancha

El 28 de febrero de 2007 se publicó en el Boletín Oficial de Castilla la Mancha la Resolución de 21 de febrero, por la que se acuerda el inicio del procedimiento y la convocatoria del concurso público para el otorgamiento de la autorización administrativa de instalación de nuevas oficinas de farmacia, concretamente 152. Ya están publicadas las listas de admitidos y excluidos en este concurso, se encuentra en el Diario Oficial de Castilla La Mancha del 28 de diciembre de 2007. El 3 de noviembre se publicó la lista provisional de los farmacéuticos que participaron en el concurso convocado mediante Resolucíón de 21 de febrero de 2007.

No se prevé que en 2009 se convoque ningún nuevo concurso de aperturas de Oficinas de Farmacia.


Castilla León

La Resolución de 21 de marzo de 2005, acuerda la iniciación del procedimiento para la autorización de nuevas oficinas de farmacia en esta Comunidad, concretamente 60. El 4 de abril de 2007 se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad la lista de los farmacéuticos aurorizados en este concurso para abrir Oficina de Farmacia.

Sigue abierto el procedimiento por el que se concedían 62 Oficinas de Farmacia el 21 de septiembre de 2006, correspondientes al procidimiento iniciado mediante Resolución de 4 de febrero de 1999.

No se prevé que se convoque un nuevo concurso por ahora.


Cataluña

Las competencias están en manos del Colegio de Farmacéuticos, no existen en esta Comunidad concursos de aperturas, por parte de la Administración nunca se ha ejercido la facultad prevista en el artículo 7 de la Ley de Ordenación Farmacéutica para Cataluña, que regula el procedimiento para autorizar nuevas Oficinas de Farmacia.


Extremadura

Ya existe un borrador de Decreto para adjudicación de nuevas Oficinas de Farmacia, está previsto que es publique a principios de 2009, se pretende convertir en botiquines algunas farmacias de municipios de menos de 500 habitantes, cuyos farmacéuticos titulares promocionen en el concurso de traslado y se le adjudiquen farmacias mayores.


Galicia

Están publicadas en el Diario Oficial de Galicia las listas definitivas de los adjudicatarios y las de reserva de las nuevas Oficinas de Farmacia en el último concurso de aperturas de farmacia celebrado, que fue el que se convocó el 9 de enero de 2007 , se ofertaban inicialmente 92 nuevas oficinas de farmacia, aunque finalmente las adjudicadas han sido 87. DOG. nº46. de 6 de marzo de 2009


Madrid

El viernes 10 de octubre de 2008 se convocó un concurso de aperturas de farmacia en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, salieron las listas provisionales de admitidos y excluidos el 26 de febrero de 2009. BOCM Nº48.


Murcia

El 11 de enero de 2007 se publicó la resolución de la Dirección General de Planificación, financiación sanitaria y política farmacéutica, por la que se convocó concurso de méritos para la adjudicación de 10 nuevas oficinas de farmacia en la región de Murcia. Ya se ha publicado la lista definitiva del concurso. Las listas se pueden ver en el tablón de anuncios del colegio y en el la Consejería de Sanidad. Está previsto que cuando se termine con este concurso mencionado, se inicie otro de unas 15 Oficinas de Farmacia.


La Rioja

El concurso público de apertura de 9 oficinas de farmacia abierto por Resolución de 5 de abril de 2007 está prácticamente resuelto. No hay nada nuevo publicado de próximas convocatorias.


País Vasco

Aprobado el proyecto de ley que posibilita instalar farmacias en poblaciones de menos de 800 habitantes en el País Vasco. Está en trámite parlamentario. Se prevén nuevas aperturas de farmacia cuando se publique el texto.


Comunidad Valenciana

El 30 de marzo de 2009 se ha publicado Resolución por la que se inicia de oficio expediente para determinar el el número de nuevas oficinas de farmacia, en aplicación del módulo general. Está previsto que en el primer semestre de 2009 se publique la convocatoria de unas 30 nuevas oficinas de farmacia.

martes, 11 de agosto de 2009

La actualidad del sector farmacéutico

El consumo de fármacos está asegurado en buena parte del mundo desarrollado gracias a los sistemas públicos de salud.

Según todas las apariencias, el sector farmacéutico es el que mejor y más brillantemente se está escapando de la crisis económica y financiera global, y sigue funcionando como si viviera en una especie de burbuja incontaminada: dispone de una liquidez envidiable, se desarrolla a buen ritmo, los movimientos de fusiones y adquisiciones se suceden con cifras mareantes; todo se produce como si ese sector fuera capaz de tener una vida propia y ajena a cualquier cosa que ocurra a su alrededor.

¿Cómo es posible esto? A nuestro juicio, por dos razones principales. La primera es que el consumo de fármacos y toda clase de material clínico y hospitalario está asegurado en buena parte del mundo desarrollado gracias a los sistemas públicos de salud, que constituyen una prioridad política indispensable en una Europa muy intervencionista y paternalista a pesar de presumir de liberal. EEUU eran hasta ahora una excepción, pero Obama ya tiene en marcha un ambicioso proyecto de aumento del protagonismo del Estado en la atención sanitaria, de corte netamente socialdemócrata, lo que tiene muy contentos a los grandes laboratorios. En segundo lugar, los ciudadanos particulares son víctimas de una mentalidad que ha hecho de la salud una obsesión verdaderamente maniática, como si fuera posible la eterna juventud, como si enfermar y morir fuesen formas de fracaso social y aun personal.

Pero todo esto es en el fondo, como decimos, una apariencia, en el sentido de que no puede durar indefinidamente, y menos todavía si el resto de la economía marcha mal. Los estados ya se plantean recortes importantes en el gasto sanitario, obligados por la recesión, y las familias no sólo acabarán más pronto que tarde ahorrando todo lo posible en gasto farmacéutico, sino que tendrán problemas para cotizar a la Seguridad Social y para suministrar esa pólvora del rey con la que los gobiernos disparan tantos tiros haciendo creer a sus financiadores que les están haciendo un regalo.

El sector farmacéutico no vive en un microclima inmune a los trastornos del conjunto de la economía; lo que ocurre es que es de los últimos en sentir los efectos de las tormentas. Y nos parece que no es descartable que esas enormes fusiones y adquisiciones que presenciamos en estas semanas no sean extrañas a los cálculos de quienes ven las orejas al lobo, y se muestran repentinamente más dispuestos a ver el dinero antes que a seguir corriendo los riesgos inherentes a un futuro incierto.

Ranking de los 25 laboratorios farmacéuticos con mayor facturación total en el 2008 ( en millones de dólares ):
  1. Pfizer - 71.130 Millones de dólares
  2. Johnson & Johnson - 61.095
  3. GlaxoSmithKline - 45.447
  4. Bayer Germany - 44.664
  5. Hoffmann–La Roche - 40.315
  6. Sanofi-Aventis - 39.997
  7. Novartis - 39.800
  8. AstraZeneca - 29.559
  9. Abbott Laboratories - 29.527
  10. Merck & Co - 23.850
  11. Bristol-Myers Squibb - 19.977
  12. Eli Lilly and Company - 18.634
  13. Amgen - 14.268
  14. Boehringer Ingelheim - 13.284
  15. Baxter International - 10.378
  16. Takeda Pharmaceutical Co - 10.284
  17. Genentech - 9.284
  18. Procter & Gamble - 8.964
  19. Teva Pharmaceutical Ind - 8.408
  20. Astellas Pharma - 7.850
  21. Daiichi Sankyo - 7.158
  22. Novo Nordisk - 6.520
  23. Eisai - 5.583
  24. Merck KGaA - 5.175
  25. Alcon - 4.897

viernes, 7 de agosto de 2009

ROBOTS para Farmacia



Actualmente, las necesidades de mejora en gestión de stocks y la mayor disponibilidad de sistemas automáticos, están haciendo que muchas empresas inviertan en técnicas modernas para almacenamiento y manipulación de productos. Esta inquietud también ha llegado a las farmacias, que de forma lenta pero firme se van apuntando a su robotización.


No todas las farmacias son aptas para la implantación de un robot. Sólo tiene sentido instalarlos en farmacias con gran competencia donde un hecho diferencial como es la mejora de gestión y atención al cliente puede hacer aumentar sus ventas.


Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las farmacias es la pérdida de tiempo en la gestión y búsqueda de medicamentos, provocando situaciones negativas como la espera, la falta de tiempo para una atención más personalizada y como consecuencia, la pérdida de clientes. Este inconveniente y la necesidad de mejora en la gestión de los stocks han hecho que aparezcan los Sistemas de dispensación automática de productos farmacéuticos. El dispensador automático facilita el trabajo del farmacéutico al automatizar la búsqueda de la medicina requerida, aumentando la dedicación al cliente y reduciendo los tiempos no productivos y las colas.

Un dispensador automático de productos es un dispositivo cuya misión principal es la de mejorar la gestión de un almacén, facilitar y reducir las tareas del usuario y optimizar el aprovechamiento del espacio destinado a almacén. Mediante combinación de elementos mecánico / electrónicos y un sistema de control, su utilización permite automatizar la carga del almacén con identificación de los productos, colocación automática, gestión del almacén (caducidades, históricos,..), la selección de un producto a través de un terminal informático y el transporte del producto seleccionado hasta el punto de llegada.


Ventajas e inconvenientes de su utilización.

En el caso de aplicación a oficinas de farmacias, un dispensador – almacén automático ofrece:

- Optimización del tiempo.

Reduciendo las labores burocráticas que no aportan ningún tipo de valor ni para el farmacéutico ni para el cliente como pueden ser el guardar, extraer y organizar los medicamentos. Este aspecto se agrava con la existencia de los genéricos en las que productos con marcas diferentes tienen la misma función y que por tanto es conveniente tener controlada su ubicación para considerarlos alternativos en caso de que de alguno de ellos no se disponga de stock.

- Aprovechamiento de espacio físico de la farmacia.

Aportando una reducción física importante de la zona dedicada a almacén y utilizando aquellos espacios que serían inviables si el almacenamiento se realizará de forma manual como pueden ser altillos, sótanos o espacios de difícil accesibilidad. Nueva distribución de la oficina de farmacia, donde se observa una reducción importante del espacio dedicado al almacenamiento y un aumento notable de la superficie destinada a la atención al público.

- Mayor disponibilidad para una atención personalizada al cliente.

Un mejor asesoramiento. Los licenciados de farmacia consultados han observado que aproximadamente un 60% del tiempo que dedican a la atención al cliente lo invierten en buscar y dispensar el medicamento.

- Control y gestión de stocks.

Completamente automatizado con posibilidad de realizar inventarios automáticos, han de permitir una reducción de stocks para un mismo nivel de servicio, mejorando la gestión de las caducidades y lotes y evitando los problemas derivados de la acumulación innecesaria de productos: roturas, pérdidas, y obsolescencia.

También supone una ventaja importante el aumento de empleo de personas con algún tipo de disminución física donde el dispensador automático realiza las tareas que requeriría la intervención de una persona sin ningún tipo de minusvalía.


Las farmacias equipadas con dispensadores automáticos pueden aumentar sus ventas entre un 10 y 20%, e incrementar las ventas adicionales porque los auxiliares y farmacéuticos pasan más tiempo con el cliente. Como principales inconvenientes se podría hacer mención de su importante inversión y limitada vida media (unos 15 años) con retornos de inversión largos estimados en un período de 5 a 10 años.

Los avances tecnológicos convertirán en obsoleta cualquier instalación actual, aunque técnicamente su vida pueda prolongarse más allá de este período.

También supone una inconveniencia la no aceptación del 100% de los productos para ser almacenados automáticamente. El excesivo tamaño, las formas complejas o no regulares de los envases y los envoltorios deteriorados generalmente no permiten su entrada en el sistema.

Caso práctico:

Se prevé la instalación de un sistema robotizado de coste 120.000 € en una farmacia cuyo volumen de ventas anual es de 500.000 €, con unos márgenes sobre ventas del 27% y con previsión de que su robotización puede comportar un aumento de ventas del 15%. El coste del capital se cifra en un 5%, un coste de mantenimiento anual del robot del 5% sobre su precio de venta y un periodo de tiempo de la inversión de 10 años que se supone la vida del robot.

En un escenario conservador, se prevé que las ventas se mantengan en la misma proporción y sólo están afectadas por el incremento derivado del coste de capital.

- Inversión: 120.000 €
- Facturación anual actual: 500.000 €
- Margen: 27%
- Previsión aumento ventas con robot: 15%
- Mantenimiento robot año: 5% coste robot
- Coste capital: 5%.

Dos parámetros muy usados a la hora de calcular la viabilidad de un proyecto son el VAN y el TIR.

El resultado es:
VAN (Valor Actual Neto) : 15.715 €
TIR ( Tasa Interna de Retorno ): 7,62 %

La fórmula para el cálculo del VAN es la siguiente, donde I es la inversión, Qn es el flujo de caja del año n, r la tasa de interés con la que estamos comparando y N el número de años de la inversión:




Otra forma de calcular lo mismo es mirar la Tasa Interna de Retorno, que sería el tipo de interés en el que el VAN se hace cero. Si el TIR es alto, estamos ante un proyecto empresarial rentable, que supone un retorno de la inversión equiparable a unos tipos de interés altos que posiblemente no se encuentren en el mercado. Sin embargo, si el TIR es bajo, posiblemente podríamos encontrar otro destino para nuestro dinero.

Cualquier desviación en la previsión de ventas, coste del robot o incidencia en el coste de capital puede fácilmente convertir esta inversión en desaconsejable desde el punto de vista financiero.



TENDENCIAS

Están apareciendo nuevas tecnologías y modelos de gestión que pueden propiciar una más rápida implantación de los sistemas robotizados para farmacias.

Todo ello ligado a las herramientas que ya proporciona Internet y que van desde plataformas de e-commerce para la comercialización de parafarmacia, plataformas para la compra conjunta de grupos, hasta sistemas CRM ligados a la atención farmacéutica, han de ser aspectos que puedan ser complementados con un sistema robotizado de dispensación. La receta electrónica facilitará mucho la dispensación automática ya que servirá de nexo entre la informática, la comunicación y la robótica. Su implantación puede motivar en algunos casos, la aparición de nuevos métodos de dispensación y venta a través de máquinas expendedoras automáticas, sin la intervención del farmacéutico.

jueves, 6 de agosto de 2009

Gestión de la Farmacia



Contenido:
· Márgenes y precios
· Rentabilidad
· Stocks

· Rotación
· Estudio continuo


El futuro inmediato del sector farmacéutico es incierto, ya que vive pendiente de normativas liberalizadoras provenientes de Europa, de los cambios legislativos, de la bajada constante de márgenes y de desencuentros entre industria y distribución.
La política de contención de gasto farmacéutico del Ministerio de Sanidad basada en la reducción de precios de venta de los fármacos, pone en jaque la viabilidad del actual modelo de farmacias en España: La entrada en vigor de la orden de precios de referencia puede acarrear un agravamiento de los problemas de abastecimiento ya que al ser poco atractivo el mercado español para la industria farmacéutica, esta enfoca su interés hacía países del entorno con precios más elevados.


Márgenes y Precios

La reducción de márgenes y precios que vive el sector y las altas inversiones en stock son puntos clave que condicionan la gestión de la farmacia. Además el espacio comercial es un recurso escaso y los tipos de interés tienen una tendencia alcista, factores que aconsejan minimizar el inmovilizado. Por otro lado, cuando no hay productos, el cliente busca una alternativa y ésta es la otra parte de la balanza.
El precio final del producto no es un aspecto diferenciador con respecto a la competencia ya que este es similar en todas las farmacias y por lo tanto la mejora de gestión debe centrarse en aspectos relacionados con los recursos inmovilizados necesarios, es decir los stocks y las compras.
La reducción de márgenes y precios que vive el sector y las altas inversiones en stock son puntos clave que condicionan la gestión de la farmacia. Además el espacio comercial es un recurso escaso y los tipos de interés tienen una tendencia alcista, factores que aconsejan minimizar el inmovilizado. Por otro lado, cuando no hay productos, el cliente busca una alternativa y ésta es la otra parte de la balanza.


Rentabilidad

¿Qué es lo que hace que una farmacia sea más rentable que otra? Existen 2 factores fundamentales: el beneficio que se obtiene con cada venta y el número de ventas que se realizan. En la gestión de compras, se recomienda centrarse en el segundo aspecto, en los artículos con más salida, recordando que almacenar productos que se mueven poco conlleva gastos adicionales que no compensan su compra, por muy especial que sea la oferta que nos haga el proveedor correspondiente y muy alto el margen de beneficio asociado.

Stocks

Se puede pensar que para hacer frente a posibles e imprevisibles demandas de productos se debe tener un poco de todo o más cantidad para conseguir mejores condiciones de compra. Estas supuestas mejores condiciones y esta intención de previsión enmascaran otros problemas como son costos de inmovilización, espacio inactivo y riesgo de no venta por falta de enfermedades.
Almacenar stock también tiene efectos negativos como la existencia de productos que se quedan inmovilizados secuestrando parte de la tesorería y distorsionando el balance de cuentas, teniendo en cuenta que también existen los imprevistos: robos, inundaciones, etc. que provocarán mayores pérdidas cuanto más grande sea el stock.


El valor final del stock no puede limitarse al precio de los productos que lo componen, sino que habrá que añadirse el coste de adquisición, posesión y agotamiento del almacenamiento.
Un nivel alto de existencia en el almacén y un stock de seguridad excesivo disparan los costes de almacenaje y provocan que:
- se encuentran paralizados artículos de escasa demanda: su conversión en dinero líquido se hace difícil.
- Disminuya el rendimiento económico: la falta de liquidez dificulta afrontar los pagos a corto plazo y aparte de las razones ya expuestas, se corre el riesgo de que los productos almacenados se desvaloricen por la aparición de otros similares pero con características mejoradas o simplemente caduquen.


Tipos de stock

Es de observar que dependiendo de su presencia en el punto de venta el farmacéutico tiene más posibilidades de deshacerse de productos almacenados. Para ello se distinguen tres tipos de stock:
- Circulante: son los pedidos preformulados en la programación de compras. Es la mercancía con la que hay que contar a efectos de espacio y gasto.
- Ciego: lo constituyen los productos en almacén, que no se encuentra a la vista de los clientes.
- Vivo: son los productos en la estantería, al alcance del público, que constituyen en sí una publicidad de sí mismos. Los fabricantes intentan dotar a sus artículos de envases atractivos para incentivar su venta, efecto que se pierde en el caso anterior y se aprovecha en éste.
Una adecuada clasificación ABC de los productos ha de permitir definir la colocación de los productos así como ayudar a una correcta gestión de las compras.


Rotación

Para encontrar ese equilibrio entre una inversión rentable en el stock y la ausencia de faltas es imprescindible tener en cuenta una serie de aspectos, entre ellos la rotación del stock.

En gestión de compras y stock en farmacia, una buena rotación media para medicamentos estaría entre quince y treinta días, es decir una rotación comprendida entre índices de 10 y 20, que indican el número de veces que rota el stock durante un año. También se recomienda intentar que en almacén no haya ningún stock para vender en un plazo superior a 60 días y dejar de tener en stock aquellos fármacos de los cuales en un año no se haya vendido unidad alguna.
Para la parafarmacia, en cambio, la rotación debe producirse una vez al mes o cada 2 meses, dado que muchos artículos son estacionales, es decir una rotación de entre 10 y 5.
De todos modos, debe contemplarse la existencia de stocks de seguridad que pueden variar en función del tipo de producto:
- Para los medicamentos de alta rotación: de 4 a 6 días.
- 6 u 8 días para los productos de rotación media.
- para los de baja rotación se quedaría entre 10 y 15 días.
- Los artículos menos demandados y por tanto con una rotación más baja podrían tener un stock de seguridad de hasta 30 días.


Estudio continuo

Además de la colaboración del personal de la farmacia, el apoyo de las nuevas tecnologías es otro elemento básico para mejorar la gestión del almacén. Programar un sistema informático para que realice un estudio pormenorizado del stock una vez al día de forma automática y utilizar la vía on-line para los pedidos rutinarios (generados según se producen las ventas) con el distribuidor, han de permitir ahorrar tiempo y recursos en la gestión de los pedidos, así como de las caducidades.
Para poder realizar una buena gestión del inventario en la farmacia se debe estudiar y promediar lo dispensado en un año, lo dispensado 15 días atrás y lo dispensado en las mismas fechas del año anterior. Estos intervalos son requeridos y debidos a la temporalidad de los medicamentos, a su estabilidad en el tiempo y a la baja incorporación de nuevos productos al mercado.
Todos los aspectos expuestos se resumen en uno: establecer un sistema de inventario permanente, revisando el stock 3 ó 4 veces al año, y realizar una regularización del mismo desde el sistema informático de la farmacia una vez al mes y como mínimo, una vez por estación.

martes, 4 de agosto de 2009

Interior en una Oficina de Farmacia

El servicio es una actividad intangible, asociada a la venta de un producto y que proporciona a éste un gran valor añadido.
En la oficina de farmacia este servicio asociado al producto es el “consejo farmacéutico”. El consumidor no va sólo a comprar un producto, sino que exige, un valor añadido que no es otra cosa que el consejo del profesional para satisfacer sus necesidades y poder resolver un problema de salud.
Este servicio adquiere mayor importancia cuando se trata de productos de parafarmacia, es aquí donde el farmacéutico debe diferenciarse y lograr que el cliente siga yendo a la oficina de farmacia para dar consejo farmacéutico.
Por lo tanto, hay que lograr que el cliente venga por el consejo y que se encuentre a gusto con el entorno y ambiente de la botica.

Es tan importante el consejo farmacéutico como la ambientación de una oficina de farmacia.
Esto lo lograremos implantando diferentes soluciones en mobiliario pero antes se debe realizar un estudio previo de las condiciones del local y de los recorridos que pueda realizar el cliente.

Estos circuitos estarán en función de cómo y dónde se sitúen los puntos de atención/cobro, los lineales, los expositores, las góndolas, etc…
Captar la atención del cliente dependerá de lo agradable que a éste le resulte permanecer en la farmacia, gracias a haber creado previamente un ambiente acogedor.
La implantación idónea será aquella que proporcione al cliente el máximo de facilidades y comodidades respecto a informarse y adquirir productos sin que precise la intervención directa y personal del farmacéutico o del auxiliar.

Los objetivos prioritarios que deben siempre estar presentes:

• Utilizar correctamente toda la superficie disponible.
• Intentar que el cliente recorra la mayor distancia posible.

Los siguientes puntos en que nos basaremos son:

- La circulación.
- Pasillos.
- Góndolas e islas.
- Mostradores.
- Zonas de atracción.
- Secciones.
- Surtido.
- Lineales

Circulación:

Cuanta más distancia recorre un cliente, más posibilidades hay que compre. Con esta premisa, debemos de colocar “siempre” los mostradores o puntos de atención a la mayor distancia de la puerta de entrada.

Pasillos:

No es fácil crear pasillos, dependiendo de las dimensiones y del espacio de la oficina de farmacia, pero se debe, siempre que se pueda, crearlos para regular el tránsito de los clientes, de la forma que más nos convenga. Los obstáculos que se pueden poner son góndolas o islas que dirigirán al cliente hacia una dirección determinada y además sirven para exponer nuestro producto.
También se pueden utilizar pasillos imaginarios poniendo el suelo de dos tonalidades diferentes. Los pasillos tienen que conseguir el máximo de visión posible de todo el interior de la farmacia.

Góndolas:

Son elementos muy interesantes por la exposición de producto y por dirigir la clientela en la dirección que nos interesa.
Generalmente, las góndolas tienen que albergar productos estacionales o de temporada, productos con alta rotación y de autoservicio. Se recomienda que los productos expuestos tengan su precio visible. La parte más comercial de una góndola es la cabecera y se aconseja que las góndolas tengan ruedas para facilitar su cambio de posición en el interior.

Mostrador:

Elemento fundamental. Hoy en día, tienen que ser independientes y de un sólo punto de atención, los antiguos mostradores de una sola pieza donde atendían el personal de la farmacia ha quedado obsoleto. Debemos de tener un mínimo de uno por personal, con ello se consigue dar mayor sensación de agilidad y operatividad, separar la zona de parafarmacia de la zona de prescripción, acercar el trato más personal al cliente e informar de forma más reservada e individualizada.
Los mostradores son los puntos más calientes de la farmacia, es un elemento altamente vendedor, por lo tanto, pondremos productos de compra por impulso, de bajo precio y de temporada.

Zonas de atracción:

Son las denominadas zonas o puntos calientes y fríos. Dónde permanece mayor tiempo un cliente es considerada zona caliente, por ej. el mostrador, y zonas frías son aquellas que proporcionan un rendimiento de ventas inferior a la media del local con lo cual el cliente está mucho menos tiempo en esta área.
Las zonas templadas son por las que circula el cliente de forma natural hasta llegar al punto de atención o de cobro.

Las causas de provocar zonas frías pueden deberse a:
- Colocar mal las góndolas.
- Tener una mala exposición de los productos.
- Tener el mostrador cerca de la puerta de entrada.
- Local con poca luz, mobiliario obsoleto y sin imagen.
- Tener poco espacio de botica.

Las zonas calientes se encuentran en:
- Los mostradores.
- Zona junto a un espejo.
- Junto a la báscula.
- Expositor con productos que tienen un precio de gancho.
- En un stand de degustación de productos.
- Punto de información de productos.

En las zonas calientes colocaremos productos de consumo esporádico y que requieran un asesoramiento:
- Dermofarmacia
- Publicitarios de temporada
- Dietética y Fitoterapia
- Homeopatía

En las zonas frías se deben de colocar los productos de consumo prácticamente diarios y de dirección obligada.
- Productos infantiles: papillas, leche en polvo, pañales, etc…
- Línea blanca: algodones, gasas, vendas, etc…

Secciones:

Es muy recomendable, dividir la farmacia por secciones, puede haber tantos tipos de secciones como de modalidades de productos, siempre hay que elegir las que mayor rendimiento nos aporten y las que estén más acordes con el tipo de clientela que tengamos.
Las secciones que más rentabilidad proporcionan las haremos coincidir con las zonas calientes, las de compra obligada o diaria en las zonas frías.
Las principales secciones que nos encontramos en una oficina de farmacia y que debemos de separar son:
- EFP
- Dietética
- Productos adelgazantes
- Dermofarmacia
- Alimentación infantil
- Productos infantiles
- Ortopedia
- Herboristería
- Higiene corporal
- Higiene íntima
- Higiene capilar
- Higiene bucal
- Homeopatía
- Línea blanca
- Veterinaria
- Aparatos de medida
- Aparatos de diagnóstico

Surtido:

El número de artículos diferentes dentro de una misma familia dependerá del tipo de consumidor/cliente, de la zona de ubicación de la farmacia ( zona rural, gran ciudad, calle principal , etc… ) y del entorno ( si hay cerca clínicas, ambulatorios, colegios, etc… ) .
Hay que conocer todos los datos posibles sobre el tipo de surtido que hemos de exponer: conociendo los tipos de mercancía expuesta, cómo se expone, cuánto tiempo tiene que estar expuesta y cuando debemos renovar dichos productos.

Lineal:

El producto que no esté en el lineal difícilmente se venderá en la compra por impulso, de ahí la gran importancia de disponer del máximo espacio útil para la venta.
Se recomienda que los productos del lineal estén con los precios puestos y que tengan un mínimo de información sobre el producto.
Conviene siempre colocar el producto que más margen comercial nos deje a la altura de los ojos o los productos que más no interese rotar.
En el nivel pies se deben de colocar los productos más voluminosos.
Es mejor que el lineal tenga una exposición vertical que horizontal, debido a que tendremos una mayor sensación de orden, pueden valorarse los productos según el nivel, favorecen a los productos individualizados, tienen una mayor legibilidad, se complementan muy bien con otros productos y el cliente/consumidor identifica y encuentra fácilmente lo que necesita.
También es recomendable que los lineales tengan cierta curva para evitar las esquinas, más que un aspecto estético es comercial ya que el producto se acerca más al cliente. También que estos tengan iluminación interna o retro iluminación para destacar zonas y secciones. Queda muy estético, identificativo y además resulta muy comunicativo que en la parte superior de los lineales haya imágenes que representen a la familia de productos que tienen de debajo pero que éstas sean fácilmente intercambiables para renovarlas con regularidad.

domingo, 2 de agosto de 2009

Auditoría en la Farmacia

Con el fin de lograr un desarrollo real y paulatino de la oficina de farmacia que permita potenciar las fortalezas y aprovechar las oportunidades, las empresas de consultoría realizan una auditoría de mercado que será necesario para trabajar en primera instancia en la neutralización de las debilidades.
A modo de facilitar la toma de decisiones al respecto, se presenta a consideración el siguiente plan de acción en forma de esquema de propuestas por áreas de trabajo.

¿Por qué es necesario hacer una auditoría en la farmacia?

Porque una farmacia debería al menos una vez en la vida saber de manera objetiva e imparcial como se está gestionando en comparación con otras de características similares.

Porque una farmacia debe al menos una vez conocer la opinión de sus clientes de manera no sesgada para saber en qué puede mejorar para adaptarse a sus necesidades.

Porque una farmacia tiene que ser capaz de averiguar cuánto dinero está dejando de ganar al no aplicar las más modernas técnicas de gestión en la farmacia.

Porque una farmacia debe saber con exactitud cuáles son los factores críticos de negocio, cómo controlarlos y cómo sacarle el máximo rendimiento.



ÁREAS DE TRABAJO Y ACCIONES A REALIZAR:

IMAGEN EXTERIOR:

–Cambiar la rotulación por una más moderna y con imagen corporativa.
–Colocar la cruz a más altura e indicativos de cercanía por la zona.

IMAGEN CORPORATIVA:

–Aplicar la imagen Corporativa en todos los elementos de comunicación: fachada, puerta, uniformes, directorio,…

ILUMINACIÓN:

–Potenciar iluminación de la farmacia, especialmente hacia los lineales y en los escaparates.

COMUNICACIÓN DE SERVICIOS:

–Comunicar al cliente tanto la prestación de servicios como la presencia de líneas de producto de interés mediante un directorio de servicios en la fachada más llamativo.

APROVECHAMIENTO DEL ESPACIO:

–Evitar los expositores y resto de elementos superfluos de la farmacia.
–Colocación de una góndola bifacial en la zona del escaparate.
–Colocar muebles en los espacios vacíos.

SEÑALÉTICA:

–Implementar señalética en los cabeceros.
–Colocación de regletas en las baldas para que permitan orientar al cliente y facilitarle la localización de los productos.

MEJORA DEL FLUJO CIRCULATORIO INTERIOR:

–Mejorar el sistema de Gestión por Categorías con una mejor ubicación de las mismas.

EXPOSICIÓN:

–Evitar zonas de exposición poco atractivas o con poco producto.
–Potenciar aún más la colocación en masa del producto.
–Incrementar el número de facing por producto hasta un número máximo de 5.
–Colocar los productos más interesantes a una altura de 120 a 180cm.
–Colocar los productos en el borde exterior de cada estante.
–Suprimir expositores y cartelería poco adecuada de los lineales.
–Evitar exponer productos solitarios.

COMUNICACIÓN:

–Controlar que no haya productos sin el precio indicado.


ESCAPARATES:

–Acondicionar el escaparate con mobiliario apropiado.
–Crear un plan de escaparatismo para aprovechar el potencial de los mismos, comunicando de forma atractiva y acorde a la temporalidad.
–Desarrollar escaparates llamativos y originales.

PROMOCIONES:

–Potenciar el desarrollo de promociones propias y de industria con una planificación previa.
–Usar góndolas peceras para las promociones propias en las zonas calientes.
–Crear una zona promoción detrás del mostrador.

PERSONAL:

–Potenciar buena imagen del personal, por medio de la aplicación de un uniforme con la imagen corporativa.
–Establecer un plan de formación enfocado al producto.